domingo, 5 de febrero de 2017

Salida dia 4 de Febrero, dia de mucho viento

Crónica del día 4 de Febrero del 2017, por JMSM. “EL ABUELO-JAMESBON”.

Punto de encuentro Bar Fujillama como siempre, hora 9.00, el primero en llegar he sido yooooo. A pocos minutos llega Arnaldo que viene desde el Arenal en la bici, ya viene calentito. Cinco minutos, treinta y dos segundos después aparecen Esteban y Andrés. “TARDE”,  esperamos señales de AJ, el cual parece se ha rajadoooo, dice que hace mucho viento. Por lo cual partimos, Andrés ha quedado con Guillermo en la rotonda del Polígono de Son Castello, espera que te espera, intentos de contactar telefónicamente, por wasap, señales de humo, pero sin noticias de Guillermo, procedemos a continuar la ruta prevista. El viento nos acompaña.
En la rotonda de  Palmanyola,  punto de encuentro con Joan Bonet,  faltando pocos metros, pincho la rueda delantera, con lo cual Esteban el más ducho en estos trabajos, en un pispas, cambia la cámara, Joan baja hasta nosotros para reunirse.

Después de la reparación , proseguimos ruta, como no tirando del equipo el narrador hoy de la historia.
Llegamos a bunyola y nos paramos hacer un par de fotos en la plaza.

Continuamos a gran velocidad, naturalmente la bajada de bunyola es de agradecer, no obstante debido a las grandes rachas de viento, vamos con cuidado y por mi parte miedo. El viento nos balancea furiosamente.
Continuamos sin ninguna novedad por la ruta trazada hasta Biniali, donde cómo se pueden ver en las fotos, reponemos fuerzas, después de un agradable rato en el Bar Centro, en el que procedo a contar mi chiste de la semana: “TONTA DAME UN BESO, NO QUE TENGO NOVIO, DE HECHO NO DEBERÍAMOS ESTAR FOLLANDO”, jajjajajajjaja, al camarero no le hace mucha gracias, y me lo dice a la cara.


Terminada la merienda, nos despedimos de Joan Bonet, él se vuelve por Santa María, y nosotros los cuatro  Esteban, Adres, Arnaldo y yo  continuamos la ruta prevista. Al llegar a Saranjasa Arnaldo se desvía para ir a su casa. Nos despedimos de el con un choque de manos.
Seguimos Andrés, Esteban y yo. Marchamos a buen ritmo, pero el viento nos va haciendo mella, algunos más que a otros,  No diré nombres. “SI SOY YO, que ya no puedo más, el tramos final carretera de Son Ferriol el viento arrecia muy fuerte, nos cuesta pedalear, pero vamos avanzando. En uno de los desvíos, Esteban se da cuenta que en un Bar cree ver a Miguel Eusebio, su mujer su hija y unos amigos o familiares, le llamamos y salen todos a saludarnos, Andrés que se había guardo una galleta de la merienda, se la ofrece a la hija de Miguel, a cambio de un beso y un abrazo, la nena acede a ello, no obstante, yo reclamo mi beso y abrazo, y como no Esteban también, después de unos minutos de chachara, proseguimos.
A la llegada a la desviación hacia el polígono son Castello, Esteban se despide y Andrés y yo continuamos solo hasta nuestras casas, nos despedimos con un choque de manos, “Andrés no quiso darme un beso de despedía, es un poco tímido” .
Por lo cual y estando agradecido por todo le doy “Gracias, Gracias, Gracias a Dios”.





1 comentario:

  1. Sin palabras , impresionante crónica, perfecta redacción, prosa, alevosía, nocturnidad, premeditación. VIVA LA MADRE QUE TE PARIOOOOOO. JAMES BON.

    ResponderEliminar